Trampas.

 




Todo es predecible

en el reino de mi cabeza,

hay una trampa

que puse yo mismo

consciente de mi debilidad.

 

Tres veces fui yo,

con una ilusión inoportuna

consolidando la búsqueda

de los espejismos del amor,

y tres veces exterminé mi reino

en las dimensiones del desamor.

 

Ahora hay un glaciar inmenso

perenne en los veranos de mi tierra

y solo una ataraxia inconfundible

cuida de mi generosa ingenuidad

para no volver a caer

en las vastas mecánicas de mi mente,

todavía sembrada

de aquellas dormidas trampas.

 

Todo es posible en mi cabeza,

un viento firme

mantiene las puertas abiertas

y un reloj suena

concordante en el silencio

de cada poema,

ahora hay un horizonte

por dónde cruzan los aviones

que aterrizan en su vientre

y un nombre de mujer

salta trampas en mi subconsciente.







Imagen: ©offolettiPier 

El Autor: Agapxis

Sobre el Autor:
Insaciable pensador, Amante de la lectura, la poesía, enamorado de la vida...
Sigueme en Twitter | Vk | MeWe | Facebook

Comentarios

  1. Un poema que deja bien reflejado que nuestra mente es la pero de las trampas , ella a veces se hace ideas nefastas que saltan por el aire y cuando queremos darnos cuenta tal vez sea demasiado tarde.
    Abrazos Agapxis... te deseo un buen inicio de casi verano!!

    ResponderEliminar
  2. Un hermoso poema Agapxis.
    ¡Tan real!
    En cuanto a los pensamientos...

    "Tres veces fui yo,
    con una ilusión inoportuna
    consolidando la búsqueda
    de los espejismos del amor,
    y tres veces exterminé mi reino
    en las dimensiones del desamor."

    Buena semana. ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. La mente es una trampa cuando se busca algo, sea lo que sea, pero más aún el amor, que sólo llega en el momento oportuno.
    Bonito y realista poema en cuanto a los castillos de arena.
    Abrazos Agapxis

    ResponderEliminar
  4. La mente nos la juega pero una vez domesticada, juega a nuestro favor

    Hermoso poema, Agapxis, un gusto leerte

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. A pesar de las trampas, a pesar de los glaciares.... el amor puede llegar y anidar.

    Poco a poco intento ponerme al día :))

    Beso grande.

    ResponderEliminar
  6. La mente siempre maquinando, caemos en los mismos errores porque el ego es muy hábil, pero también contamos con esa ingenuidad que da la inocencia, ahí, a veces ponemos la esperanza, asentada en la ya, ausencia de deseo o temores por repetir la misma dolorosa historia. En el subconsciente queda, pero el amor cuando llama de verdad, se le reconoce, y vuelve, siempre.

    Me ha encantado, Agapxis.
    Un abrazo, y feliz semana;)

    ResponderEliminar
  7. Te leo me gusta y te deseo felicidad

    ResponderEliminar
  8. Yo pienso que cuando uno ama
    de verdad no se pueden hacer
    trampas y traicionar a tu corazón,
    buen poema mi amigo Agapxis.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
  9. Las trampas que nos ponemos nosotros mismos podemos salvarlas en cuanto queramos siempre que no sea demasiado tarde. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  10. No hay barreras que no derribe ni hielo que no derrita el augurio de un nuevo amor, ese que aparece cargado de esperanza.
    Hermoso amigo, me encantó.
    Paty

    ResponderEliminar
  11. La mente y su manera de ponernos trampas en forma de recuerdo. Esos amores a veces se distorsionan en la mente.
    Bellísimo mi querido poeta, bellísimo.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Ls mente es poderoda, pero no hay trampas cuando el amor nace del corazon ! Muy bueno e intenso poema.
    Me quedo por aqui a leerte. Besos

    ResponderEliminar
  13. A veces la mente , el corazón nos delata, nos traiciona, precioso, besos des mii brillo del mar

    ResponderEliminar
  14. El subconsciente siempre busca un lugar por donde salir, pero hay cierta serenidad en el poema, y una luz que también atraviesa al lector.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Todo es posible en tu cabeza, no hay nada mejor que ser consciente de la realidad, aunque des muchas vueltas hasta llegar a ella. (eso me digo yo) 😊
    Beso grande.

    ResponderEliminar
  16. Interesante poema Agapxis..
    Da para reflexionar bastante
    La mente condiciona siempre...no se si llamarle trampas...pero nos ubica en un tiempo, espacio, situacion demasiado "real" por decirlo de alguna manera, que no es compatible con el sentimiento que no se puede dominar...simplemente está... por eso..justamente...podemos ir y venir mil veces cuando amamos, aunque la mente nos diga lo contrario..Tambien se trata de eleccion..mente o corazon??
    Te dejo un abrazo grande y feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Suave.

Hojas de luna

Si supieras.

Seguidores

Hoy es
Gracias a los que en algun momento de mi caminar me han acompañado por estos senderos.

Subir