Arriesgándome.

 





Quisiera arriesgarme a escuchar a la esperanza rota que me susurra tu nombre en las noches de desdén, donde el tiempo se consume en suicidios ingratos que buscan tus ojos.

Y es que, te cuelas en mis sueños, amedrentando tu ausencia como una campana nueva que replicase su grito para lanzar su custodia a los oídos ajenos y te busco en lo más profundo de mi sonámbula incertidumbre donde crece un lecho de magnolias de blanco inmaculado, que quisiera remover con mis manos para moldear tu figura, es tan difícil adivinar tus ojos... cuando ni siquiera se han hecho visibles a mi imaginación, esa que en mis sueños toma directrices de los vuelos de ansiedad en que has convertido las horas de mis días.

Me estremezco abrazándote sin fondo que sacie mi síntesis de ti y en el naufragio de esta tormenta de ausencia, me aferro al espacio de una luna que lleva clavada tus ojos, tan lejanos como la sombra a la que me entrego en los silencios cargados de delirio por los que te recorro intentando llegar a tu alma.

 Te haces verdad inalcanzable, entre los diablos de esta noche, en la que se revela mi esperanza, mientras calculo mi riesgo, pero no tengo miedo de bordar tu nombre al firmamento de mi cuerpo y revelarte entre imaginarios deslices que aplaque esta sed de ti.

 Ahora necesito la urgencia del tacto de tus labios que me tienen huérfanos de confirmarte, el calor inconcluso que no consigo sentir al emanar de tu piel, ese sentir de precoz locura que solo tempera a la vera del aferro de tu cuerpo y no quiero cerrar los ojos y seguir con la esperanza rota de alcanzarte, no quiero que me invada tu ausencia y se marchite este sueño de ansiado amor, por el que camino sin caminar siquiera en ti.


Imagen: Eric Pause.


El Autor: Agapxis

Sobre el Autor:
Insaciable pensador, Amante de la lectura, la poesía, enamorado de la vida...
Sigueme en Twitter | Instagram | Tumbrl Facebook

Comentarios

  1. Es maravilloso leerte, mi admirado poeta. Lo he leído en alto. Para poder escucharlo, no solo con los ojos, sino con la voz. Me parece admirable este texto que has escrito. Cómo lo has ido deletreando con prosa magestuosamente esa mirada, ese cuerpo, ese tacto que se cuela por tus sueños desde la imaginación haciendo verdad ese abrazo que te produce escalofríos, y esa ausencia que la haces presencia con tu imaginación moldeando esa figura que tienes en mente. De verdad, me parece magistral este texto. Te felicito por tu buen trabajo.

    Y ahora... me quedo leyéndolo, de nuevo, desde el silencio...

    Un abrazo, Poeta.

    ResponderEliminar
  2. Hola María, me quedo sin palabras ante tan amable y gratificante huella, solo puedo decir que es un placer tenerte tan cerquita de mis letras y a través del paso del tiempo sentir tu aprecio y amistad, gracias amiga.

    Un abrazo y mi admiración.

    ResponderEliminar
  3. Estas "visitas" siempre dejan letras (qué menos. Sonrío).

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues una sonrisa para tí, gracias por acercarte.😀

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Mi amigo Agapxis, no sabes lo feliz
    que me siento, de poder volver a disfrutar,
    de tus presentaciones, son muy hermosas,
    y uno se siente satisfecha al disfrutar tus
    letras, despues de tiempo, realmente un
    placer enorme mi amigo.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
  5. Agapxis, que bello es volver
    a encontrarnos mi amigo y poder
    disfrutar de tus presentaciones,
    como siempre son bellisimas,
    feliz de reencontrarnos.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Siby, para mí también es un placer volver por aquí y poder disfrutar de leeros y la amistad que siempre permanece.

      Besos

      Eliminar
  6. Muchas veces sucede que no sabemos si es mejor sostener una esperanza nada más que en sueños, donde nadie la puede tocar ni alterar, y donde, a pesar de la tristeza de no poder ser real, de alguna forma muy nuestra existe, y de alguna forma -extraña y partida- nos complace. Es nuestra sumisa cobardía de no hacer una acción que arriesgue un todo por un todo o un todo por un fracaso relativo, porque a la larga nos despertará y nos abrirá un amplio camino desconocido de consciencia y experiencias nuevas. Esto refleja nuestro libre albedrío... y ese oír honestamente al corazón para luego actuar en coherencia.

    Estupenda prosa amigo, develas tal cual a veces uno siente. Un abrazo grande junto al deseo de que tengas una estupenda semana amigo.

    Paty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no puedo ser coherente, la coherencias, a veces preferiría vivir en esa cobardía o tal vez locura, hacerme silencio y tratar de entender lo coherente.
      Pienso con el corazón o amo con el pensamiento, maldito dilema, donde todo se encuentra tremendamente contradictorio, no se al final será engañarse, pero no quiero bajar del sueño y vivir con una puerta abierta a la oportunidad esperanza que me llama y me impulsa a seguir en esta maravillosa sensación.

      Gracias mi querida Poeta, feliz semana también para tí.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Introspección.

Silencias esta ebriedad.

Predicciones.

Seguidores


Desde el 14 de noviembre del 2007
Hoy es
Gracias a los que en algun momento de mi caminar me han acompañado por estos senderos.

Subir